La UH presente en la 30ª Feria Universitaria del Libro de la UAEH

En la 30ª Feria Universitaria del Libro de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, cuyo eje temático fue la Educación para el desarrollo sostenible, Israel fungió como país invitado de honor. La feria se encarga año con año de promover el encuentro de la sociedad con la literatura. La Embajada de Israel, que siempre ha reconocido el enorme trabajo y esfuerzo de la Universidad Hebraica como agente de cambio en México y como espacio de la identidad judía, invitó al Dr. Yehuda Bar-Shalom, Rector de la UH y al Dr. Daniel Fainstein, Decano de Estudios Judaicos, a dictar conferencias sobre emprendedurismo social y sobre Israel y la Biblia, respectivamente.

El Dr. Bar-Shalom, sostuvo que la sociedad israelí cuenta con una amplia experiencia en materia de emprendedurismo social y liderazgo, pues éste se fundamenta en la premisa “si cambias a una persona, cambias el mundo”. Su conferencia inició con una anécdota personal, lo que le permitió conectar con la audiencia: al llegar a Israel, Yehuda —antes Javier— se enfrentó solo al mundo, pues se instaló en una comunidad cuyas estructuras familiares tradicionales desconocía. En sus primeras experiencias educativas, comprendió que los líderes educativos son verdaderas figuras de desarrollo.

El espíritu emprendedor en Israel es muy fuerte. Los líderes son devotos de sus comunidades; están al tanto de ellas, y siempre analizan lo que necesitan. Un factor clave para el desarrollo del emprendedurismo social es la conformación misma de la sociedad israelí. Por un lado, el servicio militar desarrolla capacidades en la mayoría de los jóvenes, pues, al no ser estrictamente jerárquico, estimula su creatividad. Por otro, la inmigración constituye un catalizador para el intercambio y despliega la voluntad.  Israel es un país de inmigrantes, un país multicultural conformado por judíos de todo el mundo. Cualquier persona que se convierte al judaísmo es judía automáticamente y, por esa razón, hay lo mismo judíos etíopes que rusos.

Ser inmigrante es una oportunidad para cambiar el mundo. Hoy día se conocen algunas definiciones sobre los emprendedores sociales: son personas que impulsan la innovación social y la transformación en diversos campos, ya sea salud, educación, medicina, sociedad y ayuda civiles, entre otros. Lo que los distingue es que, cada que identifican un problema, buscan la manera de solucionarlo.

Un emprendedor social es un líder o visionario pragmático que genera un cambio social a pequeña o gran escala. Este cambio es sistemático y sostenible. A menudo, los emprendedores sociales transforman su entorno inmediato. Son personas que buscan a la vez valor social y económico, sus transformaciones son sostenibles como negocio, pero también son potencialmente constructivas. Son seres creativos, capaces de construir y vender un producto generando una empresa, pero además se preocupan por sus comunidades y por el mundo entero.

La sociedad israelí enfrenta muchos desafíos, lo que se traduce en un campo de acción para el emprendedurismo. Un buen ejemplo de ello son las conflictivas relaciones entre árabes y judíos. A la fecha, se han logrado mejoras que consideran el bienestar de la población árabe, aunque las tensiones no han desaparecido. Por otra parte, el área educativa es una de las más atendidas por el emprendedurismo social, muestra de ello es la educación bilingüe que busca establecer un espacio de igualdad para conocer al otro y eliminar los estereotipos. Ese acercamiento constituye un verdadero desafío. Así, la educación en Israel se basa en compartir: es importante la narrativa personal para conectar con los demás, pues gracias a eso se identifican los problemas existentes, lo que puede generar soluciones en las generaciones posteriores.

El mensaje de Israel para México es claro: es imprescindible impulsar una educación basada en el emprendedurismo social para transformar la realidad. Según el Dr. Bar-Shalom, un emprendedor social lo es en todos los espacios de la vida: analiza, comprende y asume sus propias capacidades y se asocia con otros para crear un plan para corregir la sociedad y hacerla un lugar mejor. Esto permite generar una oleada de acciones positivas en beneficio del mundo entero.

Con estas palabras, el Dr. Yehuda Bar-Shalom refrenda un principio fundamental de la cultura judía, que la Universidad Hebraica comparte con él, con la comunidad de la que nació y con la sociedad entera: Tikkun Olam, hacer del mundo un lugar mejor.

 

El Dr. Daniel Fainstein se presentó también en esta Feria Universitaria del Libro el 29 de agosto. Su conferencia se tituló “Israel y la Biblia: una relación esencial”; en ella, expresó que la Biblia es mucho más que un texto histórico, pues representa el emblema cultural del judaísmo moderno y es pieza clave para entender el pensamiento y las acciones del Israel actual. Según el decano del Departamento de estudios Judaicos, la experiencia hebrea en el Israel contemporáneo plantea una paradoja: si bien Israel es un Estado joven que apenas tiene unas décadas de existencia, el pueblo tiene una conexión muy íntima con aquella tierra: la experiencia de los patriarcas, las narraciones Bíblicas y los símbolos de la cultura israelí manifiestan el valor cultural de los textos que cimientan la sociedad actual.

De esta experiencia, Israel es ejemplo para el mundo y lo es también para México. En primer lugar, porque el pueblo judío otorga un enorme valor a la cultura, a la educación y al libro como guardián de conocimiento milenario. Esto demuestra que el conocimiento es uno de los pilares de la cultura hebraica y origen de los grandes avances de esa nación. Además, Israel es un parteaguas para las discusiones en torno a las identidades, lo que permite enfrentar los retos actuales en las sociedades multiculturales. Asimismo, se crea una conexión entre la experiencia del pasado y las expectativas del futuro, generando una conexión temporal mucho más completa, pues cuando una nación tiene esta consciencia histórica es capaz de incrementar su creatividad y su productividad. Todo esto basado en el hecho de que el judaísmo es una cultura de acción, por ello sus investigaciones académicas nunca descuidan el aspecto transformador del mundo.

Según afirmó el Dr. Fainstein, es de suma importancia que la Universidad Hebraica participe en este tipo de eventos, pues forja conexiones con su entorno cultural y social y se mantiene en contacto con el mundo. La UH puede contribuir con el conocimiento y el enriquecimiento con otras instituciones, pues el trabajo en redes académicas le permite manifestarse en torno a los grandes temas de la vida nacional. “Encontré una muy buena acogida al tema, mucho interés en conocer la cultura judía e Israel. Me encanta ver gente joven viendo libros, pues en ellos se encuentra la memoria cultural del mundo”, manifestó.

 

La presencia de la Universidad Hebraica en la Feria Universitaria del Libro en Hidalgo reafirma su compromiso con la transformación positiva de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *