Una noche de melodías sefardíes, por Jaramar Soto y el Cuarteto Latinoamericano

Este domingo 3 de diciembre, Jaramar Soto y el Cuarteto Latinoamericano ofrecieron un concierto que reunió a más de trescientas personas, que se deleitaron con 12 maravillosas piezas.

David Attie, miembro del Comité Ejecutivo de nuestra institución y embajador cultural de la comunidad judía, tomó la palabra para dar inicio al evento. Pidió la presencia en el escenario de aquellos que hicieron posible este evento: Isaac Nissan, presidente de la Comunidad Sefaradí de México; el Dr. Yehuda Bar-Shalom, Rector de la Universidad Hebraica, y el Ing. Ari Saadia, presidente del Comité Ejecutivo de la Universidad Hebraica. El señor Isaac Nissan agradeció la asistencia y subrayó la importancia de crear espacios para las expresiones culturales judías. Señaló que éste sería el inicio de un esfuerzo colectivo para ofrecer a la comunidad mexicana eventos culturales de calidad. A continuación, el Dr. Yehuda Bar-Shalom y el Ing. Saadia ofrecieron unas palabras en conjunto. Resaltaron la importancia de la educación a través de la cultura y celebraron que, en este primer evento, fuera protagonista la cultura judía. Antes de que los hermanos Bitrán Goren (Álvaro, Saúl y Aarón) y Javier Montiel, integrantes del Cuarteto, comenzaran a tañer sus instrumentos, el señor David Attie dijo que lo que estábamos a punto de presenciar era el alma errabunda del judío español.

Una vez que todos hubieron guardado silencio, los dos violines, la viola y el cello del Cuarteto Latinoamericano se adueñaron del espacio. Iniciaron con una pieza instrumental llamada “Guirnalda española”, que recogía los sonidos de España. Luego, ya con la voz de Jaramar Soto, ejecutaron “Yo m’enamori”, “La Serena”, “Esta Montaña d’enfrente” y una versión híbrida y por ello especial, de “Durme durme”, compuesta por los versos originales de la canción, pero también por versos de una nana española de otrora y, además, de versos del son jarocho “La petenera”. El concierto continuó con “El novio no quiere dinero” y con una pieza especial llamada “el sueño de Sefarad”, un popurrí con lo más notable de las melodías sefarditas. Fue notable que el público tarareara las melodías de esta pieza, lo que agregó al evento una atmósfera especial y más íntima. Posteriormente, interpretaron “Puncha pucha”, “La rosa enflorece”, “Las galeas”, “La prima vez” y terminaron con “Adio kerida”. Durante la lluvia de aplausos, los artistas se retiraron del escenario, pero regresaron para tocar nuevamente “El novio no quiere dinero”.

Cabalmente satisfecho, el público les regaló a los artistas más de dos minutos de aplausos. Esto revela el éxito de este primer evento cultural llevado a cabo gracias a los esfuerzos en conjunto, tanto de la Universidad Hebraica, como del Vaad Hajinuj, la Comunidad Sefaradí de México y Exitus Capital, patrocinador de este concierto. Sin duda, se trata de una actividad que debe hacerse costumbre. La UH refuerza su compromiso con la difusión de la cultura: es clara su intención de convertirse en foco de conocimiento y difusión.

Conoce los próximos eventos de la Universidad 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *