Un encuentro de manifestaciones religiosas: Convenio entre la Universidad Hebraica y la Universidad del Claustro de Sor Juana

El pasado 28 de septiembre la Universidad Hebraica firmó un convenio de colaboración con la Universidad del Claustro de Sor Juana para que ambas instituciones puedan realizar actividades conjuntas encaminadas a la generación de conocimiento académico crítico y sólido.

En la presentación se llamó al diálogo interreligioso, y el Dr. Daniel Fainstein, Rector de la Universidad Hebraica expresó: “Las religiones siempre que se encuentran lo hacen en el conflicto, nosotros pensamos que debíamos de aprovechar este espacio para encontrarnos en el conocimiento y la comprensión”.

De manera paralela, en el evento se presentó el Diplomado “Ética y Comunidad en el Judaísmo, el Cristianismo y el Islam”, diseñado entre ambas instituciones para promover el conocimiento de cada una de las tres manifestaciones monoteístas, su construcción histórica, sus grandes rasgos culturales y la forma en que se viven hoy en día.

El diplomado pretende analizar cada una de las tres religiones monoteístas como ejes representativos de las culturas que moldean, toda vez que, según coincidieron los académicos, la religión no es un ámbito aislado de la vida del ser humano sino que abarca su totalidad. Las prácticas rituales, la forma de ver el mundo, la manera de enfrentar los retos de las relaciones humanas, los conflictos sociales, entre muchas otras dimensiones, están atravesados por el fenómeno de lo religioso. Atendiendo al modo en que se han conformado históricamente, a sus relaciones, encuentros y desencuentros, resulta imprescindible llamar a un diálogo que permita construir un mundo más tolerante, más crítico y pacífico, para lo que es necesario entender con amplitud cuáles son las condicionantes y múltiples posibilidades que presenta cada una.

El diplomado estará dividido en tres módulos, cada uno de ellos dedicado a una de las tres religiones monoteístas.

El módulo comprendido por el Islam estará a cargo del Dr. Luis Xavier López Farjeat, quien es Doctor en Filosofía por la Universidad de Navarra y se desempeña como investigador y académico en universidades muy prestigiadas de nuestro país, entre las que destacan la UNAM, La Universidad Iberoamericana y la Universidad Hebraica. En representación del Dr. Farjeat, quien no pudo estar presente en el evento, el Dr. Jesús del Prado afirmó que el Islam debe estudiarse con una mirada crítica, la mirada de un investigador abierto al diálogo. Es imprescindible entender que se trata de una manifestación cultural que guarda una estrecha relación histórica con las otras dos religiones monoteístas, por lo que es necesario ir directamente al análisis de sus fuentes, analizar los símbolos religiosos, comprender la conformación de los diferentes cultos dentro de la tradición islámica al igual que sus directrices y distinciones, con tal de tener una perspectiva real y fundamentada al emitir opiniones en torno a su práctica y variantes.

El módulo sobre Cristianismo estará a cargo del Maestro José Ignacio Cuevas de la Garza, quien es coordinador de Iglesias del Centro Nacional de Comunicación Social, Analista del Observatorio Eclesial y asesor para combatir la discriminación religiosa del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación. Por su parte el Mtro. Cuevas se refirió a la importancia de comprender la religiosidad en un país tan plural como México donde las manifestaciones de la misma atraviesan todos los espacios de la vida social. “En cada esquina a donde vamos hay una manifestación religiosa”, por ello es necesario entender cuál es la relación que guarda este culto con las otras dos religiones monoteístas. El académico aseguró que lo que se busca con el diplomado es abrir el horizonte de comprensión ante las visiones simples y poco informadas.

El rector de la Universidad Hebraica y experto en Estudios Judaicos, el Dr. Daniel Fainstein, quien dirigirá el módulo sobre Judaísmo, llamó por su parte a tomar conciencia sobre la importancia que hay en establecer un diálogo profundo y fomentar la comprensión en un mundo donde la religión atraviesa la cultura, y donde diversos cultos tienen que convivir y compartir el mundo que habitan de manera pacífica. Hay múltiples manifestaciones de la religiosidad, múltiples cultos y variantes dentro de cada uno de ellos, múltiples voces que merecen ser escuchadas y que están condicionadas por las circunstancias históricas y sociales que las han formado. No se puede restringir la comprensión del fenómeno religioso simplificando su multivocidad y mucho menos evitando comprender los conflictos inherentes a éste. No se trata de negar la realidad sino de entenderla.

Favoreciendo el encuentro con la sociedad, en el evento se abrió un espacio para las intervenciones del público. Dos fueron los temas fundamentales sobre los que los expertos presentaron su opinión. Sobre el tema de los fundamentalismos, los ponentes expresaron que se debe asumir las consecuencias sociales que estos tienen, cuestionar los brotes de violencia, lo mismo que la intolerancia religiosa. Según afirmó José Ignacio de la Cueva, “La gente es capaz de matar y morir por la religión”. Al respecto, el Dr. Fainstein puntualizó que es preciso tomar en cuenta que hay diferentes tipos de fundamentalismos que obedecen a necesidades distintas de los cultos. Si bien, algunos fundamentalismos derivan en la organización de células terroristas como ISIS, no todos los tipos de fundamentalismo ejercen el mismo nivel de violencia. Por ello, se debe contar con conocimientos profundos que eviten simplificar el problema.

Con respecto al matrimonio igualitario y las marchas en torno a él, que han sido llevadas a cabo por miembros de los cultos religiosos católicos y cristianos, José Cueva de la Garza aseguró que si bien es cierto que todos tenemos derecho a manifestar nuestra opinión, “El problema es cuando se eleva el discurso y se empieza a denostar que los otros son enfermos, que son agresivos, que van a dañar a la sociedad, pues ahí demeritan su opinión”. El rector Fainstein puntualizó que en temas como éste hay muchas voces que deben ser escuchadas. Lo interesante, y ese es el objetivo del diplomado, es analizar a cabalidad esas voces y relacionarlas con temas específicos de la actualidad.

En la misma tónica, la rectora del Claustro de Sor Juana, la Maestra Carmen Beatriz López-Portillo, en su preludio a la firma del convenio con la Universidad Hebraica se refirió a la obra filósofo judío Emmanuel Lévinas, quien afirmaba que la filosofía debía entenderse principalmente desde el compromiso ético, incluso por encima del ontológico. De lo que se trata es de garantizar la convivencia y la comprensión entre los seres humanos, garantizando el respeto y el derecho que tienen todos a manifestar libremente su religiosidad.

El diplomado se plantea como un espacio abierto, de diálogo, de encuentro y de comprensión profunda para construir opiniones informadas y críticas. Está dirigido lo mismo a estudiantes y profesores, que a periodistas y todo el público interesado en la religión en el mundo contemporáneo. Comenzará en febrero del año próximo, y se espera que se constituya como un espacio de encuentro respetuoso y analítico. Su enfoque histórico y analítico es una puerta que permitirá repensar cómo es posible construir un mundo más tolerante, un mundo donde todos tengan voz, pues como lo afirmó el Dr. Fainstein: “La religión importa porque es mucho más que religión. La religión abarca la totalidad de la vida humana”.

 

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *