Reseña del libro La orquesta del Reich. La Filarmónica de Berlín y el nacionalsocialismo

La obra de la historiadora y musicóloga Misha Aster constituye un relato riguroso e innovador de la relación entre la Filarmónica de Berlín y el Régimen Nacionalsocialista desde 1933, año en que fue adquirida como organismo del Estado atendiendo a su intensa política cultural. Aster demuestra que la Orquesta fungió como un órgano propagandístico durante el régimen en una compleja relación marcada por las tensiones y el recelo.

La Orquesta Filarmónica de Berlín existía antes del régimen y lo sobrevivió. Como resultado de la separación de la Orquesta Bilse a principios de 1882, se fundó la Antigua Orquesta Bilse que posteriormente se convirtió en la Orquesta Filarmónica de Berlín, una asociación musical independiente y autogestionada donde los músicos también se desempeñaron como accionistas. Ulteriormente la orquesta ganó fama mundial y se presentó en giras por toda Europa; sin embargo, para el año de 1933 enfrentaba profundos problemas económicos. Por esta razón, la Orquesta necesitaba conseguir subvenciones del Estado, pues de lo contrario su actividad no podría continuar. La Filarmónica era una institución de élite, por lo que fue adquirida por el régimen de Hitler y quedó a cargo del El Ministerio del Reich para la Ilustración Pública y Propaganda, que había sido recientemente creado por Joseph Goebbels.

Ahora bien, es pertinente aclarar que la historia de la Filarmónica de Berlín durante el régimen nazi fue sólo una etapa más en su desarrollo, a pesar del cambio de nombre que sufrió al convertirse en un órgano supeditado al Estado y de perder la autogestión burguesa que había motivado su desarrollo. Con todo, sería un error creer que la Filarmónica fue un organismo nazi. Los nazis la protegieron y le otorgaron privilegios, aunque siguió teniendo mucha competencia dentro del abanico de estructuras culturales alemanas.

Misha Aster demuestra que el carácter nacionalista y de élite que la Filarmónica había desarrollado como un rasgo definitorio fue empleado por el régimen como un mecanismo propagandístico; paralelamente, la Filarmónica experimentó un impulso nunca antes visto aumentando exponencialmente la cantidad de sus presentaciones y la variedad de público que asistía a ellas. La obra de Aster supera la escasez de material documental y trasciende la interpretación tradicional que supeditaba la Orquesta al régimen. Durante la Guerra, el organismo fue empleado con fines propagandísticos aunque sus miembros no estuvieron directamente relacionados con las acciones militares. Debe señalarse que el antisemitismo que predominó en la selección musical era consecuencia del discurso nacionalista alemán que la orquesta sustentaba mucho antes del ascenso al poder del régimen de Hitler.

En 1933, la Filarmónica fue convertida en Orquesta del Reich, lo que le permitió resolver gran parte de sus necesidades económicas. Con todo, la situación no garantizaba la fortaleza de su posición y los miembros no cobraban sueldos tan altos como los artistas que contrataban; sin embargo, con la vinculación al Estado nazi aseguraban la situación financiera del conjunto a largo plazo, además de que mantenían su lugar exclusivo dentro del mercado musical tomando en cuenta que a nivel internacional la situación política tenía un efecto proporcional en la recepción artística. Puede decirse que el contenido ideológico de la agrupación no provenía de ella misma, sino de lo que simbolizaba: los nacionalsocialistas combinaban en su gusto musical la valoración estética, los principios ideológicos y los gustos personales. La Orquesta del Reich contó con una burocracia que le permitió atender las exigencias del sistema en su conjunto; era un elemento alegórico del Régimen que empataba la opinión pública, aunque a su alrededor surgieron relaciones de poder y nepotismo.

Al finalizar el régimen de Hitler, no había una perspectiva clara sobre lo que ocurriría con la Filarmónica. Sin embargo, la organización tenía un profundo sentido de comunidad y habilidad política; razones por las que pudo subsistir recorriendo un camino que no fue fácil dada su asociación con el régimen de Hitler. Pero la Filarmónica nunca dejó de ser un organismo autoadministrado; con el tiempo, logró hacerse de una tradición artística y librarse del pasado del Reich gracias a su excelencia y legado musical indiscutibles.

Título: La orquesta del Reich

Autor: Misha Aster Editorial: Ensayo Edhasa

Puedes consultar este libro en nuestra Biblioteca Informes: 5245 8600 ext. 121

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *