Luces de contemplación y reflexión

Janucá celebra la victoria de la luz sobre la oscuridad, la libertad sobre la opresión, la fe sobre la desesperación. En las noches más largas del año, encendemos las velas para celebrar el milagro de la persistencia de nuestro pueblo y su capacidad de superar las derrotas y la desolación. Janucá, nos recuerda que aún en la oscuridad, siempre hay una luz esperanzadora.

El 2020 ha sido un año así, desafiante, nos obligó a cambiar nuestra vida cotidiana, la forma de estudiar, de trabajar, de pensar y de actuar. Nos «obligó» a encender esa luz esperanzadora de manera individual y colectiva. Nos «obligó» a contemplarla y a reflexionar sobre el antes, el ahora y lo que vendrá.

En la Hebraica «nos obligó» a migrar intempestivamente a la modalidad en línea, a replantearnos nuestros conocimientos, a conectarnos con mayor presencia con Israel y retomar, más que nunca, nuestros valores para formar a los futuros líderes que nuestra comunidad y el país requieren.

Si bien, a pesar de lo complejo que ha sido el 2020 para todos, en la UH seguiremos apostando por la educación porque creemos firmemente que a través de ella, podemos reparar el mundo.

Todos lo que formamos parte de la UH les deseamos un 2021 prometedor y lleno de conocimientos para enfrentar los nuevos desafíos que impulsarán a la humanidad a una mejor era.

Conoce más sobre la Universidad Hebraica

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *