¿Tener un hijo nos convierte automáticamente en madre o en padre?

¿Alguna vez te lo has preguntado? La pandemia y el confinamiento al que nos enfrentamos hoy en día, han provocado situaciones extremas al interior de nuestros hogares que nos llevan a reflexionar sobre nuestro papel y “desempeño” como padres de familia.

Nos preguntamos, por ejemplo: ¿cuál es el impacto del nacimiento de un hijo en mi vida personal y de pareja? ¿Los abuelos y la familia son obsoletos? Y principalmente, ¿qué sucede cuando las circunstancias externas se convierten en amenazantes y el confinamiento obliga a padres e hijos a convivir en un espacio reducido?

Entender los movimientos psicológicos del proceso de convertirse en padres, hoy más que nunca, nos ayudará a superar los retos en esta época de grandes cambios y de incertidumbre.

“La parentalidad es un proceso psíquico de convertirse en padre y madre de un hijo. Va más allá de la reproducción. Es la parte psicológica, afectiva, de valores y social del ser humano. Estamos hablando de vínculos afectivos, de esa red invisible que hace que nos sintamos unidos”, afirma la Dra. Leticia Solis Ponton.

Para la Dra. Solis, directora del Grupo Internacional de Estudio de la Parentalidad, la parentalidad durante la pandemia, es un reto tanto para los profesionales de la salud mental, como para los padres mismos.

Sensibilizar sobre estos aspectos psicológicos de ser madre o padre, así como entender los retos personales, los mecanismos profundos de la transmisión generacional y los efectos en la construcción psíquica del niño y del adolescente, es fundamental.

No te pierdas nuestro próximo curso en línea “La parentalidad en una situación social compleja: la pandemia”, que impartirá la Dra. Solis del 8 al 29 de abril de 2021.

Para más información consulta: AQUÍ

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *